Joseph Kittinger – El hombre que saltó a 31 Kilómetros de altura

Joseph William Kittinger II (nacido el 27 de julio de 1928) es un antiguo aviador y oficial de la Fuerza Aérea de los Estados Unidos.


Como capitán, Kittinger fue asignado a los Laboratios de Investigación Médica Aeroespacial en la base aérea de Wright-Patterson en Dayton (Ohio). Para el Proyecto Excelsior, como parte de la investigación de saltos a grandes altitudes, realizó una serie de tres saltos en paracaídas, llevando un traje presurizado, desde un globo de helio con una góndola abierta.

EXCELSIOR III

Institución responsable: U.S. Air Force Aero Medical Laboratory
Investigador principal: Dr. John Paul Stapp

En los años 50 la fuerza aerea de los EEUU, comenzó a preocuparse por los peligros que debian enfrentar los pilotos que se eyectaban desde los cada vez mas veloces jets de combate. Asimismo con la llegada de la era espacial surgió la necesidad de proveer a los futuros astronautas con un medio eficiente y seguro de escape mientras aun estuvieran en la atmosfera.

Asi nació en 1958 el Proyecto Excelsior, con el Capitan Joseph W. Kittinger, como director de pruebas.

Inicialmente fue desarrollado un sistema de paracaidas que permitiria a los pilotos eyectarse en forma segura desde grandes alturas. El sistema consistia en un paracaidas estabilizador que evitaría el giro incontrolado y los tumbos del piloto, combinado con un mecanismo de tiempo y altura que se activaria automaticamente en el momento adecuado. Los limitados fondos del proyecto hicieron que como plataformas de lanzamiento para probar el nuevo sistema, se utilizara, en lugar de aviones, una gondola abierta llevada por un globo al borde de la estratosfera.

El primer salto se realizó en noviembre de 1959 desde 23.287 m (76.400 pies). El saltó casi acaba en tragedia debido a fallos en el equipo, lo que le causó la pérdida de la consciencia, pero el paracaídas automático le salvó. Tres semanas más tarde saltó de nuevo desde 22.769 m (74.700 pies).

El 16 de agosto de 1960, Kittinger realizó su último salto desde el Excelsior III a 31.300 m (102.800 pies). Durante una caída libre de 4 minutos y 36 segundos alcanzó una velocidad máxima de 988 km/h antes de abrir su paracaídas a 5.500 m de altitud. La presurización de su guante derecho falló durante el ascenso que le provocó una hinchazón. Kittinger consiguió los récords de mayor ascenso en globo, salto en paracaídas de mayor altitud, caída libre más larga y mayor velocidad de un hombre en la atmósfera.

Performance de la misión y datos obtenidos


Este fue el tercer y ultimo vuelo del programa. A las 5:29 del 16 de Agosto de 1960 Kittinger emprendió su vuelo desde una vieja pista abandonada al norte of Tularosa, Nuevo Mexico, al este de la carretera 70. Durante el ascenso, el piloto comenzó a experimentar un severo dolor en su mano derecha causado por una falla en la presurización del guante el que aparentemente falló debido a una rotura en la linea de oxigeno. Esto habría sido suficiente para abortar la misión, pero Kittinger inicialmente no informó el problema pues no deseaba que la misma se cancelara.

Luego de varias maniobras para disminuir la velocidad de ascenso del globo y evitar así dañar el globo, el conjunto alcanzó los 102.800 pies de altura, estando así por encima del 99.2 por ciento de la atmósfera terrestre. Fue en ese momento que Kittinger -instantes antes de saltar de la gondola- reportó al control de tierra el dolor de su mano. No obstante decidió seguir adelante.

Luego de una larga inspiración y mientras decía “Señor, cuídame…” el piloto saltó. Una vez mas el paracaidas diseñado por Beaupre funcionó perfectamente. Luego de una caida libre de 13 segundos, la primer fase del frenado se inició con el despliegue del paracaidas de 1.8 metros estabilizando su caida y evitando un giro incontrolado que a esa velocidad lo hubiera matado. Solo se necesitaron 4 minutos y 36 segundos mas para que Kittinger alcanzara los 5,334 metros donde su paracaidas principal de 8.5 metros se abrió, permitiendole flotar apaciblemente a tierra durante el resto del descenso.

Los objetivos alcanzados por Kittinger durante el Proyecto Excelsior se pueden sintetizar en tres puntos fundamentales:

  • (I) probar -al haber sobrevivido a tres saltos- que el sistema de paracaidas Beaupre podía permitir el descenso controlado desde alturas mayores a 20 millas.
  • (II) probar que el traje parcialmente presurizado MC-3 y los demas elementos del sistema funcionaban bien en condiciones reales de emergencia en la estratosfera (previamente habian sido solo testeados en camaras de altitud que simulan dichas condiciones), y
  • (III) demostrar que un hombre expuesto al stress de una emergencia en condiciones espaciales podía con una mínima protección sobrevivir incluso superando fallas en el equipo.

Anuncios

Acerca de jelbas
Despierto e inicio mi rutina diaria de mantenerme vivo concientemente durante las proximas 12 horas de actividad social hasta que tenga que volver a dormir

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: